martes, 22 de julio de 2008

Reyes viene y va


José Antonio Reyes está peleado con Javier Aguirre. No se pueden ni mirar a la cara y el utrerano está cansado de no poder demostrar su gran momento de forma y su valía por la banda izquierda. El técnico le machaca y apenas le está dando minutos en la gira por México que realiza el Atlético de Madrid. En el primer partido contó con 10 minutos, como si de un canterano se tratara; en el segundo, ante el Cruz Azul, ni saltó al césped y en el tercero disputó algo más de media hora siendo fundamental en el juego colchonero.

El sevillano le dio el pase del segundo gol a Forlán en el tercer envite ante los Tigres (2-2) y dejó claro que es un jugador muy válido para estar al más alto nivel competitivo, pero si Aguirre no le deja deberá buscar su futuro lejos de la ribera del Manzanares. Es cierto que la Roma preguntó por él e hizo una oferta en firme que ha tentado al andaluz; sin embargo su familia se resiste a abandonar Madrid y quiere a toda costa no salir de España, algo que ya sabe muy bien José Antonio Reyes.

Un jugador que, curiosamente hoy, fue incluido en una extraña lista --como suelen ser los ingleses-- de 'The Sun' donde recoge a los diez peores fichajes en la historia de la Premier League. Es cierto que no fue el del Sevilla, que sólo marcó 16 goles en 69 partidos, pero consiguió una Liga, que también consiguió en su periplo como cedido en el Real Madrid.

Un jugador que necesita un empujón para no enfilar el final de su carrera deportiva con tan sólo 24 años. Un jugador que suma y puede ser letal con su zurda. Una lástima si Aguirre no se da cuenta de que tiene en el banco sentado al español por el que más dinero se pagó hace cuatro temporadas, aquel que entró por el ojo del sabio Wenger como tantos otros que ahora son cúspide de la montaña: Cesc o Adebayor mismamente.

1 comentario:

Sentinel dijo...

Sin duda, a pleno rendimiento es un jugadorazo. Pero tiene un problema similar al de otros grandes jugadores como Tristán o Djalminha, le falta cabeza para terminar de consolidarse.

A mí en su etapa en el Madrid me convenció y creo que se ganó el haber continuado en el club merengue, pero al final no apostaron por él y dio un paso atrás en su carrera fichando por el Atleti.

Ahora, o mucho cambian las cosas, o tristemente va a acabar siendo un jugador del montón. Y todo por no saber ajustar su vida privada a su carrera deportiva...

Un abrazo.